Shackleton o la fuerza del optimismo

Ernest Shackleton fue un explorador que, a bordo del Endurance y con 27 hombres, quiso atravesar el continente antártico. Nunca lo consiguió, pero lo que, a priori, se podría ver como un fracaso, se tornó en un éxito de la supervivencia humana: los 27 hombres y él, regresaron a casa con vida, tras 21 meses de “confinamiento”.

Cuando hablo de optimismo es esta la postura que me viene a mi mente y no la de una persona que piensa que todo le saldrá bien siempre, primero porque a nadie nos salen bien las cosas siempre y segundo porque el que piensa eso no es un optimista es, más bien, una persona ilusa. La persona ilusa cree que todo es posible y además que lo conseguirá siempre. La persona optimista cree que algo es posible y luchará por conseguirlo. Dentro de esa lucha se centrará en aprovechar las oportunidades, pero es consciente que las cosas no serán sencillas, hará de los problemas un reto y no se vendrá abajo al mínimo contratiempo.

Por eso te invito a que te preguntes: En mi vida, ¿le doy mucha importancia a que las cosas sean fáciles y que no me cueste conseguirlas? ,Ante la adversidad ¿me vengo abajo con facilidad?, ¿Soy una persona constante? ¿Acabo lo que empiezo, o empiezo muchas cosas que no acabo?, En mi vida, en general, ¿me centro en las oportunidades (mentalidad optimista) o más bien me centro en los obstáculos (mentalidad pesimista)?

Cuando Shackleton puso el anuncio en busca de tripulación para ese viaje no quiso engañar a nadie: “Se necesitan hombres para viaje peligroso. Salarios bajos, frío extremo, meses de completa oscuridad, peligro constante, retorno ileso dudoso. Honores y reconocimiento en caso de éxito”.

Yo he querido poner otro anuncio con ese estilo: “Se buscan personas que quieran cambiar su vida. No será fácil pero sí posible. Tendrás que hacer renuncias, pero podrás conseguir grandes satisfacciones. El viaje no será corto y necesitará mucho de tu constancia. En ocasiones, puede que quieras abandonar, pero tendrás ayuda para poder continuar. Al final podrás cambiar esas cosas de tu vida que no te benefician y en eso consistirá el éxito” ¿TE APUNTAS?

Te invito a que veas este video: “Lecciones de la Antártida”

Jaume Bertrán

  1. No trackbacks yet.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: