Febrero, alegría (I)

Elegir la alegría

Se dice que el discípulo de un venerable sabio, estaba extrañado y sorprendido de que su maestro estuviese siempre sonriente y feliz, a pesar de las dificultades que tenía en la vida.

Intrigado, un día, le preguntó:

-Maestro, ¿cómo es que siempre se te ve tan contento y satisfecho?

El maestro respondió:

-Amigo mío, no hay secreto alguno en esto. Cada mañana cuando me despierto, me hago la misma pregunta a mí mismo. ¿Qué escojo hoy? ¿Alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría.

Motivos de sobra tenemos seguro en estos tiempos, para dejarnos llevar por la tristeza y el desánimo dadas las circunstancias y dificultades que nos rodean en estos tiempos. No obstante, ¿quién o qué nos asegura tener una vida sin dificultades?

Vivir y aceptar las dificultades y la tristeza que éstas generan es algo inevitable…pero algo en lo que si tenemos control, es en nuestra actitud. 

Puedes elegir concentrarte en lo que es realmente difícil, o puedes elegir buscar cosas positivas que ocurren a tu alrededor. Lo primero para salir de la primera situación, es tomar la decisión de dar un pequeño paso, ya sea tan simple como levantarse de la cama/sofá en medio de la angustia y elegir buscar algo positivo de nuestro entorno. En las siguientes entradas, iremos repasando cuales son las claves para conseguir afrontar nuestro día a día con más alegría.

  1. No trackbacks yet.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: