¿Cómo hablar de sexualidad con mi hijo/a?

1

Resulta una ardua tarea para muchos padres y madres abordar el tema de la sexualidad con sus hijos/as adolescentes. Las creencias irracionales de los progenitores al respecto de la educación sexual suele ser:

“El tema de la sexualidad no lo enseña nadie se aprende solo”. Esta creencia es totalmente falsa, ya que cuando no hay una información veraz que despeje dudas en los chavales, éstos aprenden a través de sus iguales información sesgada, poco fiables y escasa, lo cual a veces implica un coste personal añadido.

“La educación sexual incita a la práctica sexual”. Este pensamiento es falso porque la formación permite adoptar conductas más responsables y correr menos riesgos en las relaciones sexuales por parte de los jóvenes. Estudios al respecto han evidenciado que las tasas de relaciones sexuales entre adolescentes formados en educación sexual y los no formados no variaban, si bien los porcentajes de embarazos no deseados en los adolescentes formados eran menores.

“La educación sexual se aprende en la escuela”. Hay escuelas que no desarrollan programas sobre sexualidad. Y en el caso de los colegios que sí lo hacen, los padres tienen su parte de responsabilidad en esta tarea formativa, es un trabajo conjunto desde los diferentes agentes de socialización.

A la hora de abordar el tema de la sexualidad y afectividad lo mejor es comenzar en los primeros años de niñez, aunque nunca es tarde para empezar. Es necesario abordar el tema con naturalidad, intentando ser abierto, cercano,  y empático con nuestros hijos/as.

A tener en cuenta….

No permitáis que el miedo, sentimientos de ridículo, vergüenza, o prejuicios os impidan el objetivo de mantener una conversación sobre sexualidad con vuestros hijos/as

No hablar sólo de los aspectos negativos de la sexualidad, como las enfermedades de transmisión sexual ETS. Aunque es importante tratar los métodos anticonceptivos, especialmente el preservativo como barrera para el contagio del VIH. Comentar aspectos positivos: la intimidad, el respeto mutuo,  así como,  los beneficios que el sexo ofrece a la salud, como la emoción de felicidad cuando se enamora de la pareja.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: